Tu asignatura en la RET (Creación de espacios)

, , Sin comentarios

Contexto experiencial

Tengo la posibilidad de crear un espacio en la RET . Para ello me han pedido que redactara una especie de borrador de proyecto. En ese borrador he expuesto que pretendo yo con ese espacio en la RET de cara, sobre todo, a mis alumnos. Qué creo que va a ser interesante incorporar en él y, en definitiva, qué quiero que le aporte a mis alumnos. Ese diseño ya lo he hecho; está escrito en un documento de texto. El problema que me planteo ahora es cómo empezar. Tengo la sensación, a pesar de haber hecho este trabajo de reflexión acerca de qué quiero con ese espacio, de que me faltan conocimientos acerca de cuál es la mejor manera de estructurar y ofrecer los recursos y actividades en un espacio en la RET. De hecho ya dispongo de algunos enlaces interesantes, de la programación en formato digital y de algunos otros recursos que quiero poner a disposición de mis alumnos, pero no sé cómo hacerlo. Veo que, además, no sé muy bien el alcance y utilidad de esos recursos. Ahora son algo confuso. No los distingo bien entre sí, ni llego a percibir con claridad qué es lo mejor para lo que yo quiero ofrecer y posibilitar a mis alumnos. Es decir, tengo la sensación de que necesito un mapa de carreteras para poder moverme en esto del uso didáctico de la RET. Sin ese mapa, sin esa visión de conjunto y sin saber muy bien a dónde y cómo me llevan cada una de las carreteras (posibilidades), no sé muy bien cómo hincarle el diente de forma práctica a una propuesta en la RET, por muy interesante que lo vea.

Observación reflexiva

  • ¿Cómo adquirir esa visión del mapa de carreteras? ¿Hay de hecho algún mapa (esquema orientativo) sobre el que poder comenzar a trabajar?
  • ¿Qué elementos tengo que incorporar a este espacio para el fin que pretendo? Supongo que no es igual usar uno u otro. ¿Para qué es bueno cada cosa? ¿Qué juego pueden dar?
  • ¿Realmente seré capaz de crear este espacio en la RET de forma que pueda ser un valor añadido a mi función como docente-educador?
  • ¿Esta iniciativa va a quedar en una acción puntual sin continuidad o tiene sentido en una acción más amplia que no depende sólo de mi iniciativa?

Conceptualización abstracta

El mapa de carreteras

Vamos a recordar, para no perder el horizonte de lo que hacemos, los objetivos didácticos del mismo proyecto de Red Educativa Telemática. Nos pueden dar una visión de conjunto interesante en la que poder ubicar la acción innovadora en la que nos estamos iniciando.
  • Incorporar a la RET las distintas asignaturas del currículo para que sus recursos y actividades estén permanentemente a disposición del alumnado.
  • Introducir el uso del ordenador como herramienta de aprendizaje interactiva, mediante la metodología del descubrimiento y el trabajo en equipo.
  • Utilización de la pizarra digital en las clases como tecnología complementaria a la pizarra convencional para proyección de materiales multimedia, navegación web dirigida, exposición de recursos gráficos y demostraciones, etc.
  • Creación de un banco de recursos por áreas curriculares para facilitar la elaboración de adaptaciones curriculares, actividades de refuerzo y ampliación.
Según estos objetivos la acción que estamos desempeñando no está fuera de lugar, sino que tiene su sentido. De hecho en el mismo proyecto de formación se nos habla de la “actualización docente” de los profesores para poder asumir estos objetivos con posibilidades reales de éxito y, en ello estamos. Por lo tanto, que nadie se despiste. El mapa de carreteras existe y lo que vamos a hacer, además del trabajo que cada uno ha realizado en las últimas sesiones, es ajustar las expectativas y la reflexión que cada uno tiene a una propuesta concreta, un modelo para estructurar ese espacio de innovación por asignatura en la RET. Modelo flexible que va a permitir tanto plantear un curso de apoyo o soporte a los procesos de enseñanza-aprendizaje como un curso centrado en el trabajo por proyectos de investigación del alumnado.

Aclaración: recurso y metodología no son un fin en sí mismo.

No es que pretendamos ahora hacer un tratado de didáctica, pero sí es conveniente aclarar que las metodologías, recursos y actividades no podemos confundirlas con los objetivos de aprendizaje. Alguno se preguntará a qué viene semejante perogrullada. Pues viene a que en la aplicación de las TIC en los procesos de enseñanza-aprendizaje es muy sencillo que el medio se termine convirtiendo en fin. A veces colamos mosquitos y tragamos camellos. Nos preocupamos por el diseño de una actividad y el uso de una tecnología y llegamos incluso a olvidar en qué contribuye para la consecución de los objetivos de aprendizaje. Es sencillo quedar impresionado, en medio de la carencia de medios y de novedades en el aula, por ciertos recursos tecnológicos, pero esto puede ser una trampa. A mucha gente, incluso a instituciones, les ocurre que se centran tanto en la herramienta (en este caso Moodle) que pierden de vista, no sólo los objetivos, sino el papel que esa herramienta, recurso o metodología ocupa en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Lo decimos no por si pasa, sino porque pasa. Es habitual encontrarse consultoras y empresas de formación impartiendo cursos centrados en herramientas, no en aprendizajes. Es la perversión de la pedagogía, claro. Luego la gente lo olvida y al año siguiente, vuelta a empezar. Otro gasto y, por supuesto, otra frustración. Es lo que está ocurriendo con los webquest. Mucha gente las concibe como una especie de pastilla que la haces (o la tomas prestada), el alumno se la traga, salen cosas sorprendentes y ya está. Es decir, no se usa esa metodología como parte integrante de un todo que está secuenciado y que en un momento determinado requiere una tarea de investigación guiada como las webquest. Lo digo porque es fácil entretener y hacer perder el tiempo a los alumnos delante de un ordenador (con un buen comportamiento por su parte porque están entretenidos) sin que ellos realmente integren dicha tarea de investigación en su proceso de aprendizaje, relacionando el resultado y las conclusiones (gran olvidado de las webquest) con lo que ya sabes y con lo que deben seguir aprendiendo. Es un ejemplo, pero para muestra un botón. Las webquest son una metodología de investigación en web guiada por el profesor muy útil si sabemos qué queremos conseguir y provocar en el alumno con su uso.

Primera ruta: soporte a los procesos de enseñanza-aprendizaje presenciales.

El primer caso que nos ocupa es el de todos aquellos que habéis pensado, por lo que sea, que vuestro curso en la RET sea un soporte y una ayuda a vuestros alumnos. Sois los que pensáis que podéis ofrecer un “plus” a la oferta que realizáis a vuestros alumnos en su beneficio, pero que no tenéis pensado trabajar con los alumnos en el aula de informática. Este tipo de cursos “soporte” tienen el enorme valor de redimensionar la asignatura y sacarla de las limitaciones espacio-temporales. Es decir, de repente somos capaces de ofrecer una serie de recursos más allá de nuestra presencia en el aula, incluso el recurso de la interactividad o la solución de dudas. Es tiene un enorme valor educativo y es lo que la mayoría de personas percibe como valor añadido a lo presencial. Si bien esto es cierto, también lo es que esta opción “le pide bien poco a la tecnología”

Segundo ruta: incorporar el uso de la RET para potenciar la construcción de los aprendizajes por parte del alumno.

Es el caso de todos aquellos que pensáis o queréis tender (aunque no lo hayáis explicitado) a una didáctica centrada en el trabajo por proyectos de los alumnos. Es decir, pensáis usar esto en el aula con los alumnos y de fondo que lo que verdaderamente queréis potenciar es el aprendizaje constructivo de estos por medio de tareas interactivas-colaborativas. En esto la RET ofrece un enorme potencial que todavía estamos explorando. Son los proyectos que cuesta más definir y sobre los que menos control inicial tiene el profesor. En muchas ocasiones son proyectos que se van construyendo y formulando al mismo tiempo que se trabaja con los alumnos. Esto no es malo, pero necesita de una evaluación seria y de una continua retroalimentación por parte del alumnado para no morir en el intento. Es decir se basa en la metodología investigación-acción que tan buenos resultados ha dado en educación.

Propuesta de esquema organizativo – Espacio educativo telemático





0


Nombre de la asignatura o

curso


Aquí una imagen sugerente, tira cómica o viñeta representativa





(tabla con una fila y dos columnas, borde de 0 pix)


(Foro) Novedades y avisos (sólo permitir respuestas, inscripción obligatoria)

(Foro) Dudas y consultas (permitir debates, inscripción opcional)

(etiqueta, con línea)
(Recurso archivo) Presentación de la asignatura
(Enlace) Canal de vídeos en Youtube


(a partir de aquí secuenciamos toda la asignatura en función de las evaluaciones o por temas, como prefiramos)


1

Tema 1: “Título”

Elementos transmisivos
(Recurso archivo) Guía didáctica, apuntes, etc. del tema
(Recurso archivo) Presentación, vídeo, galería de fotos, animación flash
(Recurso enlace) Enlace muy relevante sobre el tema

Actividades (etiqueta) elementos para la interacción.
(Tarea) Tarea inicial
(Recurso archivo) Ficha de trabajo (ficha que se entrega de forma presencial)
(Recurso archivo) Solución a la ficha de trabajo (aportación del ejercicio resuelto)
(Cuestionario) Autoevaluación (comprobación personal del aprendizaje)
(Foro) “Nombre del foro” (Foro de aportaciones sobre un tema con debate)
(Glosario) Recopilación de enlaces en Internet sobre ese tema (Todos pueden participar)
(Glosario) Glosario del tema (recopilación ordenada a modo de enciclopedia de fotos, definiciones, etc.)
(Enlace) Propuesta de trabajo de investigación (vínculo al servidor de webquest del colegio)
(Tarea) Memoria del trabajo de investigación (entrega del documento memoria de la investigación)
(Cuestionario) Evaluación del tema (examen)




2

Idem




Nota: La tipografía en menor tamaño y cursiva indica el recurso que se debe emplear y la forma de hacerlo.

Algunas consideraciones:

  • Los enlaces directos tienen que ser lo más específicos posible, no a páginas donde hayan recursos del área, sino al recurso concreto que consideramos interesante. Se trata de enlazar recursos relevantes. Atención a las mini-unidades didácticas interactivas, habitualmente en Flash, son muy interesantes.

  • Atención a las fotos donde aparezcan alumnos o datos. No pueden estar en espacios educativos telemáticos accesibles a invitados.

  • Ojo con el uso abusivo de las mayúsculas, en Internet escribir en mayúsculas equivale a gritar.

Experimentación activa

Lo primero que hay que decir es que para poder renovarse didácticamente hay que innovar en el aula. Es decir, no podemos actualizarnos desde los libros. La práxis educativa ha de contrastar la percepción de necesidad de cambio y de mejora, lo mismo que compartir dicha práxis con los compañeros. Para comenzar a “meter las manos en harina” vamos a realizar todos la sección o del esquema que os hemos propuesto. Por algún lugar hay que comenzar. Os proponemos las siguientes tareas:
  • Crear una tabla en el tema cero con una fila, dos columnas y “o” pixels de borde. En la columna izquierda pondremos en grande el nombre de la asignatura y, en la parte derecha, una imagen sugerente. Algo que sea medianamente atractivo. La imagen la buscamos en Internet.
  • Creación (en realidad renombrar) del foro novedades introduciendo la explicación del objeto de este foro
  • Creación del foro dudas. Debe ser un foro de suscripción optativa.
  • Creación de una etiqueta con una línea (a fin de separar espacios en la sección 0)
  • Creación de un recurso en .pdf
  • Creación de un wiki, e introducir enlaces de interés para mi asignatura.
En total 6 tareas que nos introducen de lleno en la edición de un espacio en la RET sabiendo qué queremos; teniendo claro dónde voy y a qué. El sentido práctico y la percepción de necesidad son los motores de un nuevo aprendizaje. Si alguien no lo tiene claro, por favor que no se meta en las tareas hasta que no clarifique qué quiere, sería una pérdida de tiempo.
Publicar un comentario en la entrada