Los trabajos de investigación en el siglo XXI

, , Sin comentarios


Contexto experiencial


    Texto 1

    A la caza del cibercopión.

    Sitios como 'El rincón del vago' almacenan miles de trabajos listos para ser copiados, mientras los profesores afinan su puntería informática y exigen medidas disciplinarias
    PRESENTE PASADO Con todo lo que hay en Internet, para qué buscar en otro sitio. Además, con lo bien está hecho este trabajo sobre el Lazarillo, para qué escribir otro peor. Así discurren muchos alumnos desde Secundaria, acostumbrados a copiar de la Red sin citar la fuente y a presentar el trabajo con o sin ligeras variaciones.
    Los profesores están alarmados y ya corrigen con el ordenador encendido, sobre todo cuando lo que leen es demasiado perfecto: escriben en el buscador los términos clave y, ¿ops!, sale el trabajo entero o en partes significativas del mismo.
    En las universidades británicas y norteamericanas existe un protocolo por el que debe pasar cualquier trabajo, incluso el del semestre. Programas específicos como Turnitin, Copycatch y Eve2 ayudan a pescar al tramposo, al que le espera la expulsión del centro. También hay 'software' en castellano, como el gratuito EducaRed Antiplagio, pero su uso está menos extendido y ninguna universidad española ha implantado medidas disciplinarias específicas contra el ciberplagio, algo que ya empiezan a exigir los profesores.
    Según una encuesta de la Universidad de las Islas Baleares, hecha a 560 alumnos universitarios, más de un 59% confiesa haber 'enriquecido' sus trabajos con párrafos enteros sacados de Internet, y casi un 80% dice conocer a compañeros que lo han hecho. «Como muchos alumnos lo han hecho desde Secundaria, ni siquiera tienen conciencia de que es algo fraudulento. Y muchos profesores son conscientes del problema, pero no tienen apoyo institucional», declara Jaume Sureda, director del estudio.
    Hay varios sitios que ofrecen monografías, apuntes y otros inestimables recursos para tratar de terminar el Bachillerato o una carrera.'El rincón de vago' está desde hace muchos años entre los favoritos de los alumnos del mundo hispano. La aventura comenzó en Salamanca en 1998. «Entonces éramos cuatro gatos los que usábamos Internet. Como estudiábamos en la Pontificia, y dábamos Religión, hicimos un trabajo que nos costó, y lo colgamos luego para los que vinieran por detrás», explica Javier Castellanos, de 33 años, el fundador del sitio junto a su amigo Miguel Ángel

    Un arsenal

    Hoy 'El rincón del vago' emplea a ocho personas y consta de 70.000 ficheros gratuitos, subdivididos en apuntes, trabajos, pruebas, resúmenes, problemas, modelos, plantillas... Todo un arsenal para 'fusilar' y quedarse tan ancho. En época de exámenes hay 500.000 visitas al día. En los 'momentos valle' de la vida académica, unas 350.000.
    El éxito del sitio provocó que en 2001 lo comprara France Telecom, la empresa de Orange, por una cantidad que, según Castellanos, no se la ha dicho ni a sus padres. Mañana 'El rincón del vago' salta al papel, con la publicación de dos libros, 'Internet para vagos' y 'Empollología para vagos', ambos en Espasa.
    «Es como en la cafetería de la uni. Hay gente con apuntes buenos y otros con apuntes menos buenos. Por otra parte, el profe bueno te va a cazar. Y si es malo, a lo mejor no vale la pena perder mucho tiempo con él», explica Castellanos. El fundador del sitio añade que hay profesores de Secundaria que recomiendan algunos de sus trabajos, pues no sólo sirven para copiar, sino también para consultar, como los libros.
    Un profesor universitario, que prefiere mantener su nombre en el anonimato, revela el 'modus operandi' para detectar al copión: «Lo primero que notas es una calidad muy elevada en un alumno del montón. Tecleas las palabras y te sale el texto. No toda la culpa la tienen ellos, porque a mí todavía me extraña que en la universidad no se les enseñe a escribir, a manejar las fuentes y a citarlas en condiciones».

    Texto 2

    Cuestión de respeto

    En la Universidad de Deusto, el código disciplinario no incluye la palabra Internet, pero se contempla su espíritu. «El reglamento se aprobó en 2003 y el problema ya estaba ahí. Copiar es una falta grave, y falsificar un trabajo o una tesis, una falta muy grave», explica Roberto San Salvador, nuevo vicerrector de Comunicación, Euskera y Alumnado de Deusto.
    Jaume Sureda exige medidas disciplinarias para todos los centros españoles. «Necesitamos apoyo insitucional, afinar nuestros mecanismos de detección, educar en valores e informar sobre lo que supone el plagio». La función de la universidad reside en la creación de conocimiento, no su falsificación, añade el pedagogo Xabier Etxague, vicerrector de Alumnado de la Universidad del País Vasco. «Mejor antes que tarde, tendremos que implantar normas contra el plagio, porque en nuestro campo es fundamental el respeto a la propiedad intelectual», añade.
    Los profesores tienen otras armas, pero más costosas para ellos. Por ejemplo, mandar trabajos muy específicos, no sobre el Lazarillo, sino sobre una parte en especial de la obra y sobre un personaje en relación con otros. Quizá en el inmenso baúl de la Red haya algo que copiar. Ahora bien, como apunta Sureda, el profesor tendrá que pensar primero un tema tan fino, para corregirlo y evaluarlo después sin tener referencias anteriores, lo que significa más trabajo.
    TEXTO: I. ESTEBAN / FOTOS: LA VOZ
    (Fuente: http://www.lavozdigital.es/cadiz/prensa/20070913/ocio/caza-cibercopion_20070913.html)


    Texto 3

    “El problema es que se está planteando una actividad bajo un criterio que está obsoleto. Es fácil encontrar trabajos cuasi perfectos que no han sido ni tan siquiera leídos por los alumnos. En algún caso hasta conservan el membrete de la obra multimedia de la que proceden.
     Es necesario por tanto dar un giro en el planteamiento de este tipo de actividades y proponerlas de forma que supongan una verdadera investigación, búsqueda, elaboración y estudio de los datos obtenidos para que luego sean presentados, más o menos adecuadamente, pero que sean reflejo de un trabajo real. No con la finalidad de que no nos engañen, eso sería casi ridículo, la finalidad de los trabajos es la formación del alumno y si por un camino no se obtiene, habrá que cambiarlo para llegar a la meta propuesta.
     Las posibles soluciones serán tantas como situaciones concretas se presenten pero pueden estar dirigidas en la dirección de modificar el tipo de resultados solicitados. Se puede pedir como elemento a valorar los diferentes contenidos encontrados en la diversas fuentes, exigir semejanzas y diferencias de fondo, forma y presentación entre esas diversas fuentes. Que hagan una "crítica" a la forma de tratar el tema en una obra o en otra. O la presentación en bruto de la información obtenida, incluso con el libro o su referencia si es de una biblioteca y la exposición de los conocimientos comunes que se extraen de ellos...
     En definitiva se trata de garantizar la finalidad real del trabajo que es doble, por un lado la consulta de fuentes de información y por otro la elaboración de esa información mediante su lectura, contraste y comentario, al menos.”
    Fuente: Programa Ramón y Cajal sobre integración de las TIC en los centros de Aragón (http://www.educa.aragob.es/catedu/plan/usos.htm)

    Observación reflexiva

    • ¿Hasta que punto la forma de acceso a la información ha cambiado en los últimos años?
    • ¿Hemos cambiado, en consecuencia, el diseño de aquellas actividades de aprendizaje que requieren de acceso a información?
    • ¿Está realmente obsoleto el trabajo monográfico en un sentido amplio?
    • ¿Seguimos reproduciendo los métodos con los que nos enseñaron a nosotros en los tiempos actuales sin preguntarnos si siguen siendo válidos?

    Conceptualización abstracta

    Una de las metodologías de aprendizaje habitualmente usadas por muchos de nosotros, es solicitar a los alumnos que busquen información sobre un tema determinado y posteriormente elaboren un trabajo monográfico.
    En muchas ocasiones las instrucciones didácticas y metodológicas que les damos simplemente consisten en proporcionarles un tema y pedirles que escriban sobre él. Así encontramos trabajos a realizar que deben versar sobre la célula, un compositor del Barroco, los adhesivos, un deporte o los derechos humanos.
    Éste tipo de actividad de investigación y aprendizaje, con los medios de que los alumnos dispone hoy en día, están obsoletas.
    Una de las alternativas consiste en acotar o afinar más el trabajo para evitar que sea encontrado “tal cual” en Internet. Así el trabajo podría incluir la comparación de información de diversas fuentes o personajes de la obra, poner condiciones muy concretas en cuanto a extensión, apartados, fotografías, esquemas, gráficas, opinión propia, etc. o incluso realizar una prueba escrita para comprobar los conceptos básicos de la lectura, estudio o investigación son una posibilidad.
    La segunda opción consistiría en plantear las actividades de una forma distinta, sacándole más partido a las herramientas informáticas, más resistentes al plagio, exigen un mayor esfuerzo que el copia-pega habitual y son más acordes con las competencias que una persona necesita en la sociedad actual:
    • Pósters o carteles: incluyen fotografías y esquemas, obligan a sintetizar ideas y son una forma actual de presentar hoy en día conclusiones de trabajos, investigaciones, etc.
    • Presentaciones electrónicas: el uso de herramientas del estilo Powerpoint, Openoffice Impress o incluso la  herramientas de presentaciones de Google docs (http://docs.escuelassj.com) son herramientas que la gran mayoría de los alumnos maneja sin mayores problemas y que se pueden usar para exponer al resto de la clase un resumen de un tema, una visita a una instalación o las conclusiones de un proyecto o  investigación.
    • Vídeos: la elaboración de vídeos cortos con simulaciones, role-playing, spots,  filmaciones de lugares que han sido visitados para conocer algo sobre ellos, entrevistas y muchas posibilidades son las que el vídeo lo permite. No será difícil darse cuenta que una amplia mayoría de alumnos dispone en casa de cámara de vídeo, y de programas sencillos y gratuitos de edición de vídeo que ellos manejan sin problemas (Movie Maker, iMovie, o el nuevo y gratuito Videospin de Pinnnacle).
    • Podcast1: archivos de audio cortos usados para enseñanza de idiomas (ver http://www.eslpod.com), aunque también para Música  y otras disciplinas. Aprovechan el potencial que supone el acceso a Internet y el auge de los reproductores MP3.
    • Webquest2: es una metodología de búsqueda orientada, en la que casi todos los recursos utilizados provienen de la Web.
    • Edublogs3: Un edublog es un blog que se usa con fines educativos o en entornos de aprendizaje tanto por profesores como por alumnos. Las variantes más adecuadas como soporte de los trabajos de investigación son:
      • EduBlog como portafolios: son blogs creados por los alumnos de modo de un Portafolio de aula, como una selección deliberada de los trabajos, proyectos, investigaciones, encuestas del alumno que nos cuenta la historia de sus esfuerzos, su progreso, sus reflexiones o sus logros. En él deben incluirse múltiples fuentes como texto, vídeo, audio y fotografías. La participación del alumno en la elaboración y selección de su contenido es fundamental, así como los criterios usados para su publicación y las pautas para juzgar sus méritos.
      • Edublog como redes sociales de creación de contenido en forma cooperativa. También pueden usarse como espacio de creación de cooperativa de contenido, de modo que se usa la capacidad de los blog de tener múltiples editores y las redes sociales que puedan crear su contenido en forma cooperativa. Estos Blog pueden adquirir la forma de una revista o una publicación.
    • Edu-wikis4: Un wiki (¿o una wiki?) sirve para crear páginas web estructuralmente complejas de forma rápida y eficaz, pues permite a sus usuarios incluir con sencillez textos, hipertextos, páginas, documentos digitales, enlaces y otros elementos.

    Moodle, el software con el que funciona la RET, presenta diferentes posibilidades en lo que respecta a los trabajos o tareas enviadas a los alumnos, contextualizadas según el diseño de la actividad realizado por el profesor. Las podemos resumir en el siguiente cuadro:


     Actividad didáctica Recurso o actividad en Moodle
     Quiero que los alumnos hagan una redacción, y poderla comentar y calificar. Tienes que crear una actividad Tarea  “Texto en línea”. Se pueden añadir tantas tareas cómo queramos, pero cada una de ellas tiene que pedir sólo una cosa (p.ej: explica qué es la fotosíntesis, di qué te parece nuestro sistema parlamentario, haz una redacción con el tema:”Recuerdos de la niñez”). El alumno escribirá directamente en el navegador y sólo con un clic lo dejará en el sistema a disposición del profesor/a que se lo leerá, le hará comentarios, correcciones y lo calificará.
    El alumno sólo verá su corrección, pero no puede ver los trabajos de los compañeros ni las otras correcciones.
     Quiero que los alumnos hagan un documento (texto, un gráfico en hoja de cálculo, un dibujo, etc) y me lo envíen para poderlo evaluar. Quiero enviarles un comentario sobre el trabajo además de la nota.  Tienes que crear una actividad Tarea “Subir un sólo archivo”. El alumno verá las instrucciones por hacer el trabajo y la hace con un programa aparte (Word, OOWriter, Excel, Gimp, etc) y la guarda en su ordenador. Cuando considera que la tiene acabada sólo tiene que pulsar el botón “Examinar” por localizarla en su disco duro y con el botón “Subir este archivo” dejarla en el sistema a disposición del profesor. Este la abre y la califica. Además se puede incluir un comentario sobre el trabajo. Al alumno le llegará un email avisándole de que la tarea está calificada. También puede ver una lista de las tareas y así dintinguir las que tiene pendientes, las calificaciones, etc.
    Sus compañeros no podrán ver el trabajo ni la calificación.
     Quiero que los alumnos debatan o hagan aportaciones sobre el tema propuesto. Tienes que crear una actividad Foro. Puedes hacer que sólo el profesor  pueda plantear temas y los alumnos los contesten, o que cada estudiante inicie un tema y los conteste quien quiera o, el caso más común, que todo el mundo pueda iniciar y contestar temas. Las aportaciones a los foros se pueden calificar.
    Como existe la posibilidad de adjuntar archivos a las aportaciones (los archivos de imagen se muestran, los de texto quedan indicados con un icono),  los foros también se podan usar para hacer presentaciones personales, opiniones sobre un tema, para exponer trabajos, etc.
     Quiero que los alumnos hagan un documento (de texto, un gráfico en hoja de cálculo Excel, o un dibujo, etc) y lo muestren a todo el mundo (a los otros alumnos y al profesor/es) para poderlo evaluar y calificar. Tienes que crear una actividad Foro. Los foros permiten adjuntar ficheros, de tal modo que un alumno puede hacer el trabajo encomendado con un programa aparte  y  guardarlo en su ordenador. Cuando lo tiene hecho va al foro, abre un nuevo tema  (o contesta a uno existente) y adjunta su fichero sólo pulsando el botón “Examinar” y después “Enviar al foro”. Este archivo adjunto queda a la vista de todos los participantes que le podrán responder con críticas o ideas. El profesor, si así lo desea, le puede devolver el archivo totalmente corregido adjuntándolo también en su respuesta.  Si se desea, los otros alumnos también pueden calificar.
     Quiero que los alumnos trabajen en grupo pequeño y acaben haciendo un documento común. Tienes que crear una actividad Foro en modo grupos y crear tantos grupos como equipos quieras. Vale la pena asignar a qué grupo va cada participante y explicarles bien qué trabajo tienen que hacer y qué proceso tienen que seguir. Por ejemplo, 5 alumnos tienen que recoger información sobre las temperaturas máximas y mínimas de 30 ciudades europeas durante 1 semana y hacer un gráfico. Se le asignan 6 ciudades a cada uno y, cuando tienen los datos, los cuelgan en el foro de su grupo. Entonces, con todas los datos a la vista, cada estudiante hace su gráfico en una hoja de cálculo y lo muestra. El grupo puede escoger el mejor de todos y presentarlo al profesor.
     Quiero que los alumnos creen un vocabulario/fichero de conceptos específico del tema   Tienes que crear una actividad Glosario. En un Glosario los alumnos podan escribir definiciones que el profesor puede (o no) revisar y publicar. Después las “fichas” quedan a la vista de todo el mundo para ser consultadas y se podrán adjuntar ficheros de imágenes. Por ejemplo, queremos reunir biografías de poetas de la generación del 56: cada estudiante busca información sobre un/a poeta/isa y lo escribe en una entrada del Glosario y añade una foto digital (encontrada en Internet), el profe las revisa y, si son correctos, acepta la publicación. Los alumnos pueden consultarlas por orden de creación, por orden alfabético y por categorías.
     Quiero que los alumnos visiten una página web dónde hay información/actividades que después me han de enviar en forma de trabajo personal. En cada una de las actividades de la RET puedes insertar el texto que enuncia el trabajo a realizar, incluso agregando enlaces web. Así podrán recoger la información que les pides y después elaborar el trabajo que les solicites.

    Actividad

    Diseña una actividad de investigación sobre un tema que suponga la elaboración posterior de un trabajo utilizando los medios de participación y entrega de la RET. 

    Notas del documento:
    1: Ver artículo sobre Podcasting en El País
    2: Sobre la metodología del Webquest se puede consultar los materiales de formación en el espacio TIC para profesores en http://www.escuelassj.com. Recomendamos la visita de http://www.eduteka.org/ProyectosWebquest.php  para ver una recopilación de proyectos de este tipo.
    3: Para ampliar la información recomendamos visitar: http://tiscar.com/blogs-para-educar/
    4: Puedes leer un artículo completo sobre los edu-wikis en http://www.linux-magazine.es/issue/32/077-080_EducacionLM32.crop.pdf
    Publicar un comentario en la entrada