#AprendemosEnLanube, empoderar y colaborar

, , Sin comentarios


Me había quedado con ganas de escribir sobre el encuentro que tuvimos cerca de 130 educadores el pasado viernes 5 y sábado 6 de mayo de 2017 en Escuelas San José de Valencia. Allá va.
Aprendemos en la nube se presentó como un encuentro de la comunidad de educadores que pretende crear un espacio de reflexión abierto y centrado en la práctica pedagógica con soporte de tecnologías del aprendizaje y el conocimiento en la nube.

Para empezar, hay que entender de dónde venimos. Un GEG (Google Educator Group) es una comunidad de educadores independiente de Google, pero reconocida por la misma, formada por personas inquietas en el entorno digital que usan como base tecnológica G Suite para Educación. Ciertamente llevar en el nombre del grupo la marca de una empresa tiene su lado bueno y su lado oscuro. Te permite estar debajo de un paraguas con un formato de comunidad que ya está conceptualizado y recibir apoyo y conexión con el entorno tecnológico y educativo cercano, aunque también te sitúa en una posición que a priori puede dar la impresión de no centrarse en lo educativo y simplemente ser un grupo de fanboys de la G.
Yo lo que he encontrado en el equipo de coordinación de GEG España es una gran oportunidad, aprender con gente muy inquieta (a veces demasiado 😂, ) con mucha experiencia en procesos de transformación educativa, y muy comprometidos en sus centros o instituciones. Si además resulta que son generosos, cercanos y con gran sentido del humor, pues que os voy a contar...no pienso dejarles escapar fácilmente...
La idea del encuentro sonaba bien, pero ¿cómo lo vamos a pagar? Decidimos que había que tener patrocinadores, colaboradores que nos ayudaran a cuidar a las personas que venían a dinamizar alguna experiencia, cubrir los gastos de desplazamiento, alojamiento y manutención de unas 25 personas implicadas que, por encima de todo lo demás, han resultado ser el corazón del encuentro. Y si además podíamos regalarles una camiseta de recuerdo, pues mejor. En los gastos y en algo de material para el breakout se nos fue todo el dinero. Bien gastado queda.
La comida del sábado se decidió pronto, en estos encuentro es importante seguir la conversación y no tener excesiva dispersión en la comida. Si se trata de conversar, ¿qué mejor que hacerlo comiendo un excelente arroz al horno bien acompañado?

Para abrir el encuentro le planteamos a Gonzalo Romero que nos hablara de la visión de Google en Educación. ¿Qué pretenden? Hay una frase que lo resumen bien. Tecnología abierta para mejorar el aprendizaje de todos en todas partes habla de su misión para mejorar la educación, de forma abierta, transparente, accesible, sencilla, segura y al alcance de todos. Yo además diría en un lenguaje más cercano que es como llevar lo mejor a precio low-cost. G Suite for Edu es gratuita y los Chromebooks son los portátiles más económicos y con mejor relación precio-prestaciones que existen. En G Suite rápidamente se percibe una forma diferente de trabajar, con clara orientación al mundo de hoy. Nos proporcionan  herramientas para avanzar en colaboración, en comunicación, en eficacia y en innovación, y que además, aseguran en sus políticas de uso, no hacen publicidad ni recogen datos de los usuarios de los entornos para Educación.
Todo esto está fenomenal, pero...¿para qué es la tecnología digital? ¿Qué hacemos con ella que no podemos hacer igual si no la tenemos? ¿Qué cosas permite aprender o de qué forma? Son preguntas que están ahí y que no debemos dejar de hacernos nunca.
Tener a John Sowash disponible el viernes nos conectó con un mundo mucho más amplio y global del que a veces somos conscientes.
Cuando diseñamos el encuentro planteamos dos dinámicas diferentes para el viernes y el sábado. Presentarnos y jugar juntos el viernes (que para eso es viernes) y profundizar el sábado en experiencias educativas consolidadas.
Creo que el viernes por la tarde hay un momento en el que te juegas todo. Los participantes llegan directamente de trabajar, después de una semana, sin descanso,  y hay que ilusionarse, moverse, conocerse, y divertirse. Así que el corazón de la tarde era el BreakOut, un descubrimiento para mí, un juego de acertijos, pruebas e investigación a modo de Escape Room pero en abierto y con intención educativa. Y que nos ayudará a pensar en la importancia del vínculo personal en la tarea de educar. No queremos ser EduBots.
Cuando descubrimos que Jaume Feliu, profe de instituto, con el que todos alucinamos al ver lo que es capaz de hacer los scripts y las hojas de cálculo, podía venir al encuentro, no lo dudamos, esto tenía que tener un tiempo el viernes. Así que le tocó bailar con la sesión de cierre del viernes,  ¡a las 20h! Consiguió enganchar al público, que comprendieramos el papel de la herramienta, y de paso dejar bien claro ¡que no es empresa! y que hace CoRubrics porque le da la gana y le resulta útil para sus clases. Esto tiene tesoro oculto: La tecnología no es su objetivo, no es el núcleo, sino que le resulta útil para el aprendizaje de sus alumnos, y de paso lo pone a nuestra disposición para que lo aprovechemos.
Al pensar en la estructura del sábado, buscamos un formato lo más horizontal y participativo que fuéramos capaces de organizar, por eso el nombre de experiencias -más que talleres- y encuentro (vs evento). Creo que esta es la gran clave para entender el modelo de encuentro, y la satisfacción que ha producido en los asistentes.
Buscábamos con las experiencias hacer pequeños recorridos pedagógicos, que no se quedaran solo en el disfrute de una buena comunicación interesante y bien contada, sino que tuvieran cierta profundidad y nos permitieran experimentar,  cacharrear con el tema o la herramienta que nos habían contado, probar, darle una vuelta y reflexionar sobre si nos encajaba en nuestras intuiciones sobre cómo podríamos aprovechar aquello en nuestras clases. Siempre desde un contexto y un planteamiento de aula real.
Huímos de forma consciente de charlas rápidas, de grandes gurús, de ofrecer muchas comunicaciones, una detrás de otra, bulímicas, que se quedan en lo aparente y a veces dan la impresión de ser una venta de lo bonito del producto para descender a las prácticas reales de aula, ver producciones de alumnos, probar lo que otros han vivido, hablar de Educación...
Todas las experiencias quedan abiertas para todos los que quieran acercarse a ellas. Está todo colgado de la web del encuentro y ahí seguirá todo el tiempo que sea posible.
Para terminar esta entrada me gustaría hablar de Escuelas San José, mi escuela y su gente, y el apoyo que de forma generosa ofreció al encuentro. Encontrar las puertas abiertas, el apoyo para tener todo lo invisible a punto, acoger a la gente, y encima tener una conectividad satisfactoria...
Si me he liado a hacerlo en el cole ha sido por mis compañeros-amigos, que desde el minuto 1 se volcaron en preparar sus experiencias, liarse en el breakOUT, invitar y prepararlo todo para que sus alumnos participaran en las experiencias, ser cómplices...
En fin, yo no sabía dónde me metía, y después de todo, ya estoy pensando en cómo lo vamos a montar el año que viene. Quedan muchas cosas que hablar y que contar ahora que somos más comunidad y hemos vuelto a casa con algunos superpoderes extra...

Puedes ver las fotos del encuentro en: https://goo.gl/photos/ZfFaif8AjezzHhWD8
Publicar un comentario